Babilonia: ¡Oh, Bryan... bad boy, bad boy!
  • Josep Parera

Babilonia: ¡Oh, Bryan... bad boy, bad boy!

Ayer fue uno de esos días cuando, por la noche, repasando las noticias que llegaban de Estados Unidos, disfruté como solía hacerlo al pasar páginas de Variety, pero anoche en plan Maruja. ¿Y por qué, te preguntarás mientras sigues contemplando el mundo encerrado en tu casa y a través de ese prisma rojo que solo el logo de Netflix puede ofrecerte? Pues porque leí palabras como "Bryan", "Singer", "acusaciones", "despido", "menores", "tiroides", "chicos", "abusos"... todas, toditas, todas en un mismo artículo. Y, mira por dónde, era en Variety.

BRYAN SINGER/Fox

Porque fue Variety el medio que se hizo eco de unas suculentas declaraciones de la actriz Olivia Munn hablando de Bryan Singer, realizador con el que trabajó en X-Men: Apocalypse en Montreal en 2016.

Munn, por supuesto, no soltó lo que llevaba tiempo planeando soltar, así por las buenas. Lo hizo aprovechando la promoción de Violet, una película en la que... ¡a quién le importa Violet! Pasemos al grano. ¿Qué dijo Munn de Bryanito?

Pues básicamente que no entiende como alguien con la fama del autor de Sospechosos habituales, cuyas (supuestas) orgías en su mansión o en la casa de Victor Salva (otro que tal) y un par más (productor afamado y realizador igual de reconocido), durante años, ha tenido las puertas abiertas de los estudios e, incluso después de provocar caos en los rodajes, continuó siendo contratado por los estudios.

Para la actriz está clara la diferencia entre Singer y el resto: el firmante de X-Men es un hombre y blanco gracias al cual los estudios han ingresado millones y millones de dólares en sus arcas y que, durante años, se paseó por el mundo pavoneándose de ser intocable y acallando a golpe de talonario a todos aquellos que lo apuntaban con el dedo por sus preferencias sexuales (que no es ser gay, sino su predisposición a, supuestamente, drogar y acostarse con chicos de ciertas edades... supuestamente).

La historia de Bryan Singer no es muy distinta a la de Harvey Weinstein, pero si el movimiento #MeToo ha ayudado a meter en la cárcel al que fuera magnate de Miramax Films, los intentos de llevar a juicio a Singer continúan fracasando, ya sea porque el dinero es un caballero muy poderoso o porque la letanía de abogados de los que se rodea el director ejercita otro poder, el de la amenaza, de forma más que eficaz.

Hace muchos años conté una historia sobre Singer: durante un evento especial para conmemorar el lanzamiento de Superman II en el Directors Guild of America de Los Ángeles, al que asistieron Richard Donner y Margot Kidder entre otros muchos, Singer hizo acto de presencia casi justo al inicio de la sesión acompañado de dos... jóvenes... rubios... de aspecto virginal (¡ja!)... provocando que la sala enmudeciera.

Cada persona sentada allí perteneciente a la industria sabía lo que estaba pasando en aquel momento.

Cada persona sentada allí perteneciente a la industria conocía cuál era el problema.

Igual que cuando Harvey Weinstein era aplaudido en los Oscar o en los Globos de Oro.

En fin, entre eso, las fiestas donde, supuestamente, un amigo mío charló con un invitado a una de ellas donde este le confesó que tenía 12 años, un supuesto que entra de lleno en una conjetura supuestamente supuesta, y su despido del rodaje de Bohemian Rhapsody, uno diría que el futuro de Singer está sellado.

Veremos.

En cualquier caso, Olivia Munn declaró esto a Variety.

"Para mí, la diferencia entre ser una mujer y un hombre en cualquier industria es que, antes de hablar, en mi cabeza, pienso cómo voy a decir algo de tres formas distintas, y según tengo entendido, eso no les pasa a mis compañeros del sexo apuesto", dijo como prólogo.

Munn explicó que antes de que X-Men: Apocalypse empezara a rodarse (ella dio vida a Psylocke en la cinta), las acusaciones contra el director (abusos a menores) y su mala fama en los rodajes (llegar tarde y en condiciones alteradas), no fueron un problema para los ejecutivos de 20th Century Fox lo contrataran y le pagaran su salario habitual de más de 7 millones de dólares (lo sería hoy, que el estudio es propiedad de Disney...).

Claro que a saber qué secretos Singer conoce acerca de los directivos de ciertos estudios (Fox y Warner) con los que siempre ha trabajado, salvo en el caso de Valkyrie (Paramount).

En fin, Singer abandonó el rodaje de X-Men: Apocalypse sin decir nada porque, según él, tuvo que visitar a un doctor en Los Ángeles a causa de "un problema con la glándula tiroides", que no es lo mismo que tener un problema con Tiro Ides, un supuesto amiguete de quince años que bien podría tener el realizador... supuestamente.

El rodaje de la película no tenía lugar en Zambia (donde seguro que hay extraordinarios doctores, pero ya me entienden....), el Polo Norte o en un hospital del South Central de Los Ángeles. No, tenía lugar en Montreal, Canadá, país que goza de un excelente sistema sanitario.

En fin, que resulta que Singer decide quedarse unos diez días en Los Ángeles, debido a las tiroides, o a Tiro Ides (pronúnciese tairo aidis), y ¿qué hace?: enviar mensajes de texto a sus ayudantes de dirección indicando a los actores qué hacer mientras tanto y que "empecéis a rodar sin mí".

"Nunca había formado parte de una gran superproducción", recordó la actriz, "por lo que no estaba muy segura de lo que estaba bien o mal, pero sí me pareció extraño que Bryan Singer pudiera largarse por un problema en la tiroides... Nada de eso me pareció normal. Y aquellos que tampoco pensaron que era normal, pero que tenían poder de decisión, son los que contrataron a esta persona para que dirigiera el filme. No solo eso, permiten que esta persona continúe trabajando. Y le dan Bohemian Rhapsody", otro filme de Fox. "Y todos sabemos lo que pasó con ella".

Lo que pasó en Bohemian Rhapsody es que Bryan Singer fue despedido por sus enfrentamientos con la estrella del filme, Rami Malek (quien debe tener unas historias qué contar de lo más suculentas...), y por su comportamiento en la filmación.

Además, el estudio, finalmente, lo echó de sus oficinas en Culver City, donde se había instalado desde principios de los 2000.

"Nadie en el mundo es tan talentoso que merece menospreciar al resto y hacerles perder el tiempo. Además, hay mucha gente con talento que espera tener su oportunidad. Tenemos que exigir cuentas a gente como esta" y dar oportunidades "a los maravillosos seres humanos que las están esperando. No solo mujeres y minorías. Aunque nuestra presencia es importante. Una no sabe si las cosas son posibles hasta que ves a otros hacerlas realidad".

#oliviamunn #bryansinger #metoo

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.