Festivales: Terminó ya el D'A
  • Marga Chapatte

Festivales: Terminó ya el D'A

A lo mejor voy un poco tarde, pero anoche hubo que aprovechar los últimos momentos para poder ver más películas del D'A Film Festival. La edición terminaba a las 12 de la noche. Una vez finalizado, el balance es cien por cien positivo.

A STORMY NIGHT/Oberon Media
Retrospectiva

Primero la retrospectiva a la directora austríaca Jessica Hausner de quien pudimos ver todos sus trabajos hasta el momento: cinco en total, entre ellos, Little Joe, con Emily Beecham y Ben Whishaw. Little Joe es el nombre de una plantita que teóricamente desprende un aroma que da la felicidad. Pero... ¿qué nos hace felices en realidad? El filme trata de responder a esa pregunta.

Palmarés

El palmarés de la sección oficial me ha parecido de lo más correcto: la película islandesa Un blanco, blanco día, de Hlynur Pálmaso realmente fue una de las mejores cintas proyectadas durante esta edición online del festival. Como expresó el jurado, formado por Belén Funes (directora de La hija de un ladrón), José Luis Cienfuegos (director del Festival de Cine Europeo de Sevilla) y Javier Giner (director y guionista), se trata de “una emocionante representación de la rabia en mitad del hielo”. Por ello recibió el galardón Talents a la mejor película de la sección del mismo nombre, creada específicamente para cineastas con menos de tres filmes en su filmografía.

La mención especial fue para Nocturnal, película británica que nos habla de la extraña relación entre un treintañero y una adolescente. Magnifico su actor principal Cosmo Jarvis.

No estaría tan de acuerdo con los premios del Jurado de la Crítica, formado por Imma Merino, Anna Petrus y Ramón Alfonso: Abou Leila, película argelina de la debutante Amin Sidi-Boumédine, a la que no negaré una perfecta puesta en escena y una fotografía espectacular, pero que navega sin rumbo.

La Mami fue la mención especial de este jurado, un film documental que ocurre todo dentro de los baños-vestuario de una sala de México donde las chicas se alquilan para bailar con los clientes.

En resumen

Otras de las películas sin premio que me resultaron interesantes fueron:

  • Aznavour by Charles, un documental en forma de diario personal grabado por el inolvidable cantante y que ha configurado Marco de Domenico. Un Aznavour natural y humano fuera de los escenarios.

  • Adam, de Rhys Ernst, una historia sobre adolescentes ambientada en Nueva York, dentro de un ambiente LGTBI muy reivindicativo del año 2006. Muy curiosa y entretenida.

  • Nevia, de Nuncia de Stefano, producida por Matteo Garrone. Una chica de 17 años malvive con su abuela, su hermana y su tía en un entorno de delincuencia y donde las mujeres son algo que se puede comprar y vender. Ella encuentra su redención en la vida nómada que le puede dar el circo.

  • Atlantis, de Vallentyn Vasyanovych (inpronunciable), nos muestra una Ucrania destruida en la que un exsoldado se dedica a buscar fosas de víctimas de la guerra. Una película dura, dolorosa, muy bien ambientada e interpretada: se nota el oficio del director que anteriormente había sido responsable de la fotografía de otros títulos como The Tribe.

  • Otra vez el cine argentino nos vuelve a sorprender, además con problemas familiares. Tal es el caso de Los sonámbulos, de Paula Hernández, en la que una familia decide pasar el fin de año en la casa de la madre. Allí salen a la luz muchos de los problemes latentes entre los hermanos, los matrimonios, los hijos. Un retrato duro en un paisaje idílico.

  • Las buenas intenciones, de Ana García Blaya. Tres hermanos que viven alternativamente con el padre y la madre divorciados, ella muy organizada y él un pequeño desastre. La vida les va a cambiar cuando ella decide cambiar de residencia. Destaca cómo la cineasta maneja la relación del padre con unos hijos que han de ser adultos antes de tiempo y deben tomar sus propias decisiones.

  • Ahora dos rarezas muy distintas: The Twenty Century, de Matthew Rankin, quien reinventa la vida del primer ministro canadiense William Lyon Mackenzie King, y lo convierte en una locura muy difícil de clasificar. Si este señor levantara la cabeza, seguramente se moriría otra vez del susto. Ahí lo dejo.

  • Y otra curiosidad My Mexican Bretzel, un falso documental en clave de melodrama. Un muy interesante trabajo hecho con metraje de películas caseras y nunca sabemos hasta qué punto las situaciones son reales o no. Además, premio del público través de la plataforma de Filmin donde se han podido ver todas las películas.

  • El Festival puso punto final a esta edición con A Stormy Night. David Moragas, su nobel director y protagonista, enmarca toda la acción del filme en un apartamento donde, debido a la cancelación de un vuelo, atrapa a dos personas que no se conocen. Rodada en blanco y negro, la película retrata el mundo gay sin ningún tipo de complejo. Interesante título que puso punto final a esta edición del D’A, a cuyos responsables cabe felicitar por haber traído el festival a nuestras casas. Hasta el año que viene... eso sí, esperemos que en el cine.

#dafilmfestival #festivales #filmin

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.