'La Unidad': Hablan sus creadores
  • Imágenes

'La Unidad': Hablan sus creadores

La Unidad es una de las series más ambiciosas de la ficción televisiva española de los últimos años. Ambientada en pleno centro de la unidad antiterrorista de nuestro país, esta ficción producida por Movistar, cuenta con una apasionante mezcla de elementos técnicos y humanos para ofrecernos un punto de vista nunca visto ahora. Nos sentamos a charlar con los creadores de la serie, Dani de La Torre, director y Alberto Marini, guionista, acerca de alguno de los entresijos de la producción. Su estreno: el 15 de mayo.

LA UNIDAD/Movistar

Quería saber un poco sobre la génesis del proyecto porque aunque el terrorismo ha estado presente en la ficción española en los últimos años, desde luego no en un prisma parecido al de La Unidad y mucho menos retratando las interioridades de un comando tan específico.

Dani de la Torre: Bueno, pues el proyecto surge un poco de Domingo Corral, que es el director de ficción de Movistar y con el que ya había tenido relación en una de mis anteriores películas, El desconocido. La idea es principalmente suya, quería hacer una historia policiaca y a través de un amigo pues se empieza a obsesionar un poco con esta unidad antiterrorista y ahí es cuando llegamos nosotros un poco después. La génesis desde el principio fue un poco lo que finalmente se ha visto en la serie y lo que se nos planteó cuando llegamos Beto (Alberto Marini) y yo, hacer una serie sobre estos policías reales. Esto que en principio podría sonar fácil en realidad no lo es tanto y nos costó más de dos años y medio de investigación profunda… Aunque pueda sonar a broma se puede decir que estuvimos infiltrados en la propia unidad. Lo que se ve en la serie, es lo que hay, queríamos reflejar su método de trabajo y plasmar los múltiples aspectos que hay en su trabajo. Queríamos hacer algo muy ambicioso pero que no se pudiese acusar de estar copiando el aspecto más americano de estas ficciones, al fin y al cabo estamos hablando de una unidad que es élite mundial y que no tiene nada que envidiar a otras que sí que se han visto representadas en cine o en televisión anteriormente.

Alberto Marini: Es un poco lo que comenta Dani, la génesis nos viene dada desde Movistar. Teníamos claro desde el primer momento que había que crear un dualismo claro, por un lado la sensación de aventura de un relato tan grande y apasionante como este y por otro lado, ir descubriendo quiénes son estos policías que están en Canillas (Madrid) velando por todos nosotros, qué es lo hacen, qué es lo que tienen detrás. Conocer una realidad que el público en general no conoce simplemente porque su trabajo es pasar desapercibido y que no se vea, porque si pensamos en ellos es porque algo malo ha pasado. Es un contraste muy poderoso. Hay muchas cosas que nos llamaron la atención durante nuestro tiempo con La Unidad real y que lo queríamos plasmar en la serie, por ejemplo la gran cantidad de árabes que trabajan dentro de este grupo, especialmente mujeres. Creo que es un aspecto que no ha salido nunca en este tipo de ficción y que nos permitía ofrecer una visión nada estereotipada.

DLTR: Claro, era también nuestra intención. No ofrecer un choque entre culturas sino un contraste. Nunca quisimos estigmatizar la cultura o religión musulmana simplemente porque no es lo que vivimos allí y simplemente no nos interesaba. No es el trabajo de esta unidad antiterrorista, no consiste en despreciar el modo de vida de los terroristas, sino en comprenderlo y a través de la comprensión poder anticiparse a ellos.

Estamos hablando de una unidad que es élite mundial y que no tiene nada que envidiar a otras que sí que se han visto representadas en cine o en televisión anteriormente

Parece que uno de los empeños de la serie es ofrecer una visión global y de equipo del trabajo antiterrorista. Estamos muy acostumbrados a que en las series o películas se ofrezca una perspectiva bastante individualista del trabajo policial, incluso casi se haga una apología del lobo solitario pero en La Unidad se va por otro camino.

DLTR: Hay una frase que se me quedó muy grabada y que nos dijeron nada más entrar dentro del cuerpo y es que “Esto no es Harry El Sucio, sino Ocean's Eleven” y creo que resume bastante bien con lo que hemos acabado trabajando dentro de la serie.

AM: Lo importante era reflejar que esta gente era una piña, un bloque. Aquí no hay acciones individuales y se habla mucho, se reflexiona mucho, que parece una cosa que no es importante en el cine o la televisión pero que es trascendental bajo mi punto de vista. Estamos hablando de que toda la gente que forma La Unidad es la créme de la créme, hemos conocido a gente muy distinta pero que trabajaban todos bajo un objetivo común y eso es muy interesante y es que además es la única manera en la que operaciones como las que enseñamos en la serie puedan acabar resultando. Si cada uno tira para sus propios intereses, al final por algún lado la cuerda se va a romper. Simplemente no es realista y como comentábamos antes, el realismo era una de las premisas básicas sobre las que trabajamos los guiones. Estamos hablando de gente muy profesional por lo tanto todos estos tópicos del lobo solitario y demás, yo creo que sobraban.

DLTR: Sabes también lo que pasa, que en España se tiende a hacer mucha ficción sobre el lumpen y no lo digo como algo malo pero tenemos muy idealizada esa figura dentro del cine policiaco. Parece que el único policía bueno es el que va contra el sistema, el que se mata bebiendo alcohol y consume cuatro paquetes de cigarrillos al día. Es una idea muy romántica que nos viene dada desde el cine de la posguerra, pero pienso que también ya es hora un poco de desterrarla y revindicar que tenemos profesionales en todos los ámbitos de nuestra sociedad y eso es algo que se está comprobando ahora mismo con la sanidad. Para mí era algo básico dentro de La Unidad, el demostrar que todos los protagonistas que salen en la serie son profesionales de la cabeza a los pies.

Hay un aspecto que está bastante cuidado en la serie y es el tema de la globalización. Creo que con esto que estamos pasando por desgracia, nos hemos dado por fin cuenta que es imposible entender lo que pasa dentro de un territorio como España sin atender a conceptos mucho más globales y que atañen a muchos más países. ¿Cómo ha sido un poco el proceso precisamente de reflejar esto en la serie y sobre todo a la hora del rodaje, tener que rodar y tener equipos en localizaciones tan diferentes?

DLTR: Documentación, mucha documentación. No exagero si digo que es lo que más tiempo nos ha llevado a cabo del proyecto. Queríamos ser muy rigurosos. Esto afecta a muchos niveles, desde engranar todas las piezas que tenía que haber en el puzle que queríamos construir, hasta retratar con verosimilitud los escenarios donde iba a ocurrir la acción hasta por supuesto el retrato de los personajes, que en muchas ocasiones han tomado anécdotas de lo que les ocurría a personas reales. Ha sido un trabajo de orfebrería nada sencillo, los guiones no han sido nada fáciles de construir porque como digo había muchas piezas en juego y a la mínima que se caía una, se podía ir al traste toda la estructura.

AM: Al final es que te enfrentas a un mar de información y tienes que saber filtrarla, qué es lo que te interesa y qué es lo que no. Nuestra intención fue siempre crear una serie muy global, es algo parecido a lo que pasa ahora con el Coronavirus, que ves que en cuanto se mueve una pieza, cambia todo el escenario. El mundo es global y nuestra serie tiene que reflejar eso y más en un escenario como el contraterrorismo. No hay nada que sea un hecho aislado, hay muchos detalles que entran en juego, desde gobiernos locales, centrales, políticas internacionales… Una inmensidad de detalles que de alguna manera tú te tienes que encargar de filtrar dentro de una trama y hacer que eso que tú sabes, se acabe reflejando en la ficción. No es nada sencillo.

El mundo es global y nuestra serie tiene que reflejar eso y más en un escenario como el contraterrorismo

Hay un detalle que me gusta mucho de uno de los primeros episodios, que puede parecer casi banal y es un momento donde a Carla, su hija le pide si es posible quedarse a dormir en casa de una amiga o que venga a dormir una amiga a su casa… Que ya no lo tengo muy seguro porque como vi el episodio en tiempos más tranquilos pre pandemia, y ella ejecuta una investigación casi en profundidad del perfil de los padres de su compañera. Parece un detalle bastante nimio pero va en consonancia con la serie y cómo habéis intentado equilibrar el componente personal y profesional de todos los personajes de la serie. ¿Qué habéis aprendido y al investigar con los verdaderos actores reales de la unidad antiterrorista y hasta qué punto sus vivencias personales están o tenían que estar reflejadas en la serie?

DLTR: Esto que comentas es muy divertido y es muy verídico porque cuando empezamos a trabajar en la serie y tal porque es algo que nos pasó directamente a nosotros. Es decir, que antes de que accediesen a trabajar con nosotros, nos hicieron una investigación a fondo, lo que habíamos publicado, nuestros trabajos, antecedentes personales, lo que decíamos en redes sociales:

AM: Además lo de la hija es una anécdota muy específica que nos contaron allí.

DLTR: Claro, que aquí es un poco lo que te comentaba antes, que no hay héroes individuales, no hay un Ethan Hunt o un Jack Ryan, son personas anónimas que hacen un trabajo profesional y no pueden dejar que de repente vengan unos tíos como nosotros y se metan de repente a trastocar sus vidas. Así que ese trabajo de investigación previa sobre quiénes van a estar relacionándose con ellos, es algo que existe y que quisimos plasmar.

No hay héroes individuales, no hay un Ethan Hunt o un Jack Ryan, son personas anónimas que hacen un trabajo profesional

¿Cómo fue el rodaje de la escena del atentado que vemos que se perpetua en Callao? Porque es una escena realmente potente no sólo a nivel emocional, ya que nos recuerda a tragedias bastante recientes, sino a nivel cinematográfico y visual. Me imagino que fue uno de los puntos clave de la preparación de la serie.

Rodar el atentado en Callao fue uno de los momentos más complicados a todos los niveles de este rodaje. Lo primero porque obviamente queríamos ser muy respetuoso con lo que íbamos a contar. Las heridas de lo que pasó en Barcelona todavía están ahí y no era cuestión de recrearse en lo morboso. Hay que tejer una línea muy fina y no siempre es fácil. Yo tenía claro que había que enseñar cómo actúan los terroristas, era casi una obligación verlos actuar, contar lo sucedido y lo que sucede. Me interesaba presentarlo de una manera casi fantasmagórica, no me apetecía y mira que podía haberlo hecho, que hubiese virtuosismo detrás de la cámara, creo que hubiese sido un lucimiento muy superficial por mi parte. También otra cosa que tenía clara desde el primer momento es que quería contarlo desde el punto de vista del terrorista, de ahí que se filmase como se ha filmado. A nivel técnico y de planificación, por supuesto que fue complicado. Lo rodamos todo en un único día porque obviamente no puedes cortar Callao durante una semana, apenas tuvimos cuatro o cinco horas con las que trabajar, lo rodamos todo en un plano secuencia y puedo decir que estoy muy contento con el resultado una vez visto.

Hay una cosa que me ha gustado mucho y de nuevo, es ese retrato del heroísmo, si es que le podemos llamar heroísmo, que es un término muy manido en estos días, absolutamente falible. Por cada pequeño avance que se logra en la lucha antiterrorista y aunque haya muchas batallas ganadas, siempre hay pasos en falsos y eso es algo que está muy presente en todo el metraje de la serie. ¿Esa desmitificación viene un poco también de trabajar con los antiterroristas reales y de su experiencia por decirlo de alguna manera, en el campo de batalla?

AM: Es un trabajo entre las sombras, el verdadero éxito de La Unidad es que el ciudadano de a pie no se entere que han actuado. Es así de desagradecido y ellos lo entienden.

DLTR: Lo mismo que hablábamos antes y que quiero volver a incidir en ello. La ficción española ha tendido hacia figuras muy románticas cuando se trata de retratar en cine o televisión la profesión de policía. Es curioso porque creo que también hay mucho de cine y literatura americana heredada en ese sentido pero por ejemplo los americanos no han tenido problemas en retratar como profesionales ya sea a policías o a otras unidades de la sociedad. Ese lado profesional es lo que nos interesaba sacar porque creemos que no se ha visto y ya va siendo también un poco hora que en nuestro país saquemos pecho de lo bueno que tenemos, que a veces nos gusta ir demasiado con la cabeza gacha.

AM: Claro, es que estamos hablando de una unidad que es la élite mundial, se someten a un entrenamiento muy riguroso. No es gente que esté ahí por estar.

DLTR: Hay que entender que el terrorismo hoy en día está muy preparado, es un fenómeno global y todos los que se dedican a combatirlo tienen que ir cuatro pasos por delante de ellos si quieren impedir atentados por lo tanto la preparación tiene que ser absolutamente impecable.

El verdadero éxito de La Unidad es que el ciudadano de a pie no se entere que han actuado.

En la película aparte de los terroristas, parece que hay otro gran enemigo flotando que es la burocracia. En vuestra experiencia, hasta qué punto los intereses cruzados de la política intervienen en estos procesos o en cambio era más un arquetipo que os venía perfecto para crear tensión dentro de la propia unidad.

AM: Nos movemos en un mundo de poderes, muchos de ellos entran en conflicto a la hora de abordar algunas acciones, creo que también es un conflicto necesario porque al final por cada cosa hay dos puntos de vista diferentes. El trabajo de muchas personas dentro de la unidad antiterrorista precisamente es lidiar con estos poderes y eso algo que ha quedado reflejado en la serie.

DLTR: Al final esto es una guerra contra los tiempos, el tiempo es el juez más severo al que se enfrentan los policías de La Unidad. En una unidad de tiempo pueden pasar muchas cosas, ser por ejemplo un jefe superior requiere manejar los tiempos a la perfección, lidiar con muchos agentes y poderes en juego. Eso es algo que creo que hemos reflejado en la serie y forma parte de todo esto que hemos hablado, que no es un trabajo individual y que al final hay muchos otros agentes, a veces incluso agentes externos que entran en juego. Por ejemplo, nos comentaban y obviamente no puedo decir nombres, que cuando se produjo un relevo en cierta jefatura pues el nuevo encargado superior, básicamente quería cambiar toda la metodología y obtención de resultados de su anterior en el cargo provocando las consiguientes fricciones con todos los que habían estado trabajando desde dentro. Estas cosas pasan, son mucho más comunes de lo que nos podemos pensar y al final entra dentro de casi la normalidad, también ocurre dentro de la propia profesión de director o guionista.

Una de las cosas más llamativas de la serie es que es realmente ambiciosa visualmente. No se ha reparado en medios para representar la lucha contra el terrorismo. ¿Qué tipo de look visual queríais plasmar en la serie? ¿La variedad de recursos fue más un reto o una ventaja para afrontar esta serie tan ambiciosa?

DLTR: Quería que la serie respirase verdad, equilibrar los mundos, conocer donde se mueve la acción, donde todos los personajes respiran y se mueven. Quería que se viesen las razones por las que suceden las cosas. El desplazamiento por ejemplo en Siria, no quería que fuese algo casual, sino que se encendiese una mecha provocando luego otras acciones. Lo mismo con Boko Haram, no me valía que fuesen localizaciones exóticas y ya, tenían que tener un peso específico porque así es como la serie está concebida. Es algo que vemos en muchas ocasiones en series y ficciones extranjeras, la idea de un mundo interconectado… Obviamente para esto necesitas de un presupuesto amplio y eso es algo por lo que tengo que estar agradecido a Movistar porque me dieron toda la ayuda posible para poder hacerlo.

Roberto Morato

#launidad #movistar #danidelatorre #albertomarini

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.