¡Oscar para Michael Biehn!
  • Josep Parera

¡Oscar para Michael Biehn!

Desde aquí, que se diga bien alto, voy a iniciar una campaña para que, de una vez por todas, Michael Biehn reciba el Oscar honorífico que bien se merece. Y si no estás de acuerdo, para de leer, ponte de cara a la pared... y aprende de cine. Pocos actores nos han entretenido tanto con sus actuaciones y las películas en las que han participado como él: Terminator (The Terminator), Aliens, el regreso (Aliens), Abyss (The Abyss), Tombstone, La Roca (The Rock) o Planet Terror, entre otras muchas. Y ahora, para sumar más entusiasmo y acierto a su filmografía, se ha unido a The Mandalorian. Venga, todos juntos: #Oscar4MichaelBiehn!

TERMINATOR/Orion

No voy a entrar en polémicas acerca de quién ha recibido premios honoríficos por parte de la Academia durante los últimos años y que, la verdad, ni sombra le hacen a Michael Biehn.

Porque este no es un artículo para atacar a nadie (respira hondo, Josep, no te pases...), sino que es una carta de respect! y admiración a Michael Biehn y a una carrera bien entendida, supongo que a tenor de una combinación de talento interpretativo de su parte y acierto estratégico de su agente... nada menos que el legendario Ed Limato, quien también representó a Denzel Washington, Richard Gere y Mel Gibson (el agente falleció en 2010).

Fue Limato quien, precisamente, lo llamó un día en 1983 y le dijo, parafraseando: "Mike, aquí tengo un guion titulado The Terminator. Está escrito por un tal James Cameron. No está nada mal. Pero Cameron quiere dirigirlo también. Y lo único que ha hecho es Piraña 2. ¿Te lo quieres leer?".

Biehn respondió, y esto sí que es literalmente: "¿Y quién coño es James Cameron?".

Como "no tenía nada mejor que hacer", según relató años después (aunque por aquel entonces estaba ya ganando 265.000 dólares de hoy al año actuando en anuncios), pues aceptó el papel de Kyle Reese y lo que hasta ese momento había sido una carrera concentrada en series de televisión como La fuga de Logan (Logan's Run) o Canción triste de Hill Street (Hill Street Blues), y papeles en Grease (donde no fue acreditado), Hombres de hierro (The Lords of Discipline) o El admirador (The Fan), se convirtió en un referente del cine de James Cameron y de acción.

A diferencia de otros intérpretes de la saga protagonizada por Arnold Schwarzenegger, quienes en ocasiones han regresado a la misma simplemente por el número de ceros que aparecen en el talón, Biehn nunca ha aceptado retomar su papel (y tanto da que muriera en la primera parte, porque formas de resucitarlo siempre las hay en el universo Terminator).

La idea de un regreso siempre la ha encontrado "ridícula".

Cameron lo eligió porque, "para mí, es el hombre por antonomasia. Expresa los valores de la masculinidad que admiro: fuerza, honestidad, sentido del deber y convicción", y su compañera de reparto, Linda Hamilton, reconoció que "lo adoro, y no hay nadie en este mundo que no lo adore".

Es en ese clásico de los 80 donde Biehn entabló una estrecha amistad con Bill Paxton, con quien trabajó en cuatro ocasiones más (Paxton murió en 2017).

Tras Terminator, no pareció que su actuación generara demasiado entusiasmo en círculos creativos... ni siquiera para James Cameron, quien eligió a James Remar para el papel de Cabo Hicks en Aliens, el regreso.

La suerte acompañó en esta ocasión a Biehn: Remar fue despedido debido a sus problemas con las drogas y, sin tiempo para pensarlo dos veces, Cameron y su socia por aquel entonces, la productora Gale Anne Hurd, recurrieron a él una vez más.

Aliens fue un éxito extraordinario, recaudando 440 millones de dólares de hoy (costó unos actualizados 43 millones de dólares) y recibiendo siete nominaciones a los Oscar de los que ganó dos (efectos visuales y montaje de efectos sonoros).

Allí terminó su asociación con la saga.

Tras un intento frustrado de usar su imagen para una secuencia en Alien 3, de David Fincher (al final el actor aceptó que se usara una fotografía), Biehn aseguró años después que "nunca he visto ninguno de los filmes después de Aliens. Nunca vi Aliens 3, 4, 5. Tampoco Covenant. No tengo interés alguno. Para qué voy a torturarme pensando que yo lo podría haber hecho mejor".

De Abyss, su última colaboración con James Cameron, sin contar su cameo en Terminator 2 (Terminator 2: Judgment Day) o la atracción T2 3-D: Battle Across Time, donde no fue acreditado, Biehn reconoció que sigue sin gustarle "el final".

"Es el único error en la carrera de Jim Cameron", afirmó. "Si el tercer acto hubiera sido tan bueno como el segundo, nos hubieran llovido Premios de la Academia".

Por cada papel que perdió en favor de otros compañeros de profesión (como el papel de Michael Keaton en Batman o el de Stephen Lang en Avatar), logró otro que lo mantuvo en el radar de la industria y los espectadores.

Tales fueron los casos de Tombstone (rodaje problemático donde los haya: "según tengo entendido [el productor] Jim Jacks y [el protagonista] Kurt Russell arrancaron páginas del guion a su antojo" después de que el director original, Kevin Jarre, fuera despedido y sustituido por George P. Cosmatos) o La Roca.

Quizás te preguntes por qué no hemos visto a Michael Biehn en más grandes producciones recientes o cuál es la razón por la que se decanta a participar en películas de serie B, algunas producidas por él mismo.

Biehn, quien nunca ha formado parte del Hollywood de Cruise, Stallone o Schwarzenegger, y nunca lo ha querido (de ahí a que nunca haya tenido un publicista), sí se ha marcado un objetivo claro en su vida: su familia (se ha casado tres veces y tiene cinco hijos).

"Cuando participas en la cantidad de películas que Bruce Willis hace, es imposible llevar una vida normal en la que puedes ver a tus hijos todo el día, llevarlos al colegio, jugar al beisbol o ser el entrenador de su equipo. Prefiero ser parte de sus vidas", dijo Biehn, nacido en Aniston, Alabama, en 1956.

Cuando a finales de marzo se anunció que Michael Biehn iba a formar parte del reparto de la segunda temporada de The Mandalorian, la reacción generalizada fue de entusiasmo.

Se desconoce aún qué papel encarnará, pero forma parte del catálogo de actores novedosos que se unen a la serie de Jon Favreau (entre ellos, Timothy Olyphant, Rosario Dawson, Temuera Morrison y Katee Sackhoff).

Cuando The Mandalorian T2 llegue el próximo otoño en Disney+, será el momento ideal para defender una vez más el carisma, la profesionalidad y el machismo ochentero (que no debería ofender a nadie) de Michael Biehn.

Hasta entonces, #Oscar4MichaelBiehn!

#michaelbiehn #jamescameron

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.