Star Wars Galaxy’s Edge: Tu sueño hecho realidad
  • Josep Parera

Star Wars Galaxy’s Edge: Tu sueño hecho realidad

Actualizado: mar 25

El 29 de mayo, de 2019 el parque original de Disneyland en California, inauguró Star Wars: Galaxy’s Edge’, una nueva área temática dedicada al mundo creado por George Lucas en 1977, pero que adopta su propia historia, con sus propios personajes y situaciones. En cierta forma, se trata de una nueva película de la serie, pero en tiempo real y que, además, es vivida por sus visitantes. Básicamente el sueño hecho realidad de todo fan de Star Wars. Aquí recuperamos el artículo dedicado al área temática que Imágenes publicó hace unos meses.

Cuando Walt Disney inauguró Disneyland en 1955, su intención fue bien clara: con el fin de que los visitantes de todas las edades se sintieran como niños, diseñó todas las estructuras del parque un tercio más pequeñas de lo habitual.

Así es en, entre otras áreas temáticas, Main Street, U.S.A., que recibe a los visitantes con su estación de tren y su avenida principal; Fantasyland, con muchas de las atracciones clásicas de títulos animados como Pinocho, Blancanieves y los siete enanitos o Peter Pan; y hasta Tomorrowland, el área temática dedicada al futuro donde, por cierto, está enclavada la atracción Star Wars: The Adventures Continue.

En el caso de Star Wars: Galaxy’s Edge, las cosas han dado un cambio radical. Cuando se entra en esta sección del parque Disneyland, uno es sumergido en el universo de Star Wars gracias a sus estructuras gigantescas, naves de tamaño real y detalles que nos convierten en una pieza más de este fascinante y revolucionario concepto en el mundo del entretenimiento.

Pero eso no es todo. Star Wars: Galaxy’s Edge no se contenta con seguir los modelos previos de la franquicia cinematográfica, luego expandidos en series de televisión, novelas y demás, sino que los aumenta. El planeta en el que vivimos nuestra aventura es Batuu: su puerto espacial, llamado Black Spire Outpost, con contrabandistas y aventureros tratando de pasar desapercibidos entre miembros de la Resistencia y representantes de la Primera Orden, es el escenario donde uno puede pilotar el Halcón Milenario, en la atracción Millennium Falcon: Smugglers Run (cada tripulante tiene su función: a mí me tocó la de ingeniero y por poco soy el causante de la destrucción de la nave de Han Solo…); beber la leche azul o verde que forma parte de lo que podríamos llamar el universo gastronómico de Star Wars (yo probé la leche azul, y me sorprendió su sabor más natural de lo esperado); o tomarse una copa en Oga’s Cantina, que recuerda a la inefable cantina del episodio IV.

También forma parte de este mundo galáctico real la atracción Rise of the Resistance, un tour de force sin parangón en el campo de las atracciones, con una duración que ronda los 15 minutos y tres etapas de acción bien diferenciadas.

Dejando de lado la experiencia que supone para un fan ponerse en los controles del Halcón Milenario (una presencia majestuosa en una de las esquinas del Back Spire Outpost), crear tu propio sable de luz personalizado, escuchar temas originales de John Wiliams (sin que se haga un hincapié excesivo en la popular fanfarria) o, como hice yo, toparse con Rey y charlar de misiones espaciales sugiriendo que yo era un espía de la Primera Orden (la interacción entre los residentes de Batuu y los visitantes es una de las claves del éxito de Galaxy’s Edge), lo que más impacta de esta área temática es su arquitectura: todo parece que lleve allí cientos de años. En cada piedra, edificio, pieza de vestuario se lee una historia, brota una tradición, vive una leyenda.

Los magos de Disney encargados de hacernos creer que todo esto es real, los Disney Imagineers, ya sea a través de las atracciones, aplicaciones portátiles (que descubren un mundo adicional al que está frente a nuestros ojos) o el diseño general (exactamente igual en la versión del área temática en Disney's Hollywood Studios en Walt Disney World, en Orlando), parecen conocer a la perfección cuáles son nuestros intereses, anhelos y pasiones.

Pisar Star Wars: Galaxy’s Edge no es solo ver una réplica del mundo de Star Wars. Es vivirla en tu propia carne, disfrutarla con cada uno de tus sentidos y, siguiendo la estela de Walt Disney, hacernos sentir como niños una vez más.

En tiempos donde lo que reina es la irascibilidad, el desencanto y la frustración, lograr que por una horas nos sintamos parte de un universo donde solo existe la ilusión, la imaginación y la fantasía es algo que deberíamos agradecer, ya sea aquí o en una galaxia muy, muy lejana.

#disneyland #galaxysedge #starwars

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.