Vin Diesel: ¡Quiero ser productor!
  • Josep Parera

Vin Diesel: ¡Quiero ser productor!

El actor se ha enzarzado en una batalla con el Sindicato de Productores de Estados Unidos (PGA por sus iniciales en inglés) porque quiere, exige y demanda que se le dé un crédito como productor de F9. De momento, la organización ha dicho que no. ¿Y qué ha pasado? Pataleta del niño Vin.

VIN DIESEL/Universal

El domingo pasado Vin Diesel posteó en Instagram que el Sindicato de Productores de Estados Unidos era el "Sindicato del Prejuicio de Estados Unidos", convirtiendo su demanda a la organización en un tema racial, que es lo que hace todo aquel que sabe que tiene las de perder y aprovecha la coyuntura de corrección política y culpabilidad social de aquel país para tratar de ganar la batalla.

¿Y cuál es la guerra en la que se ha embarcado el niño Vin?

Pues desde hace años lleva reivindicando un crédito de productor en la franquicia de Fast and Furious porque, según él, lleva a cabo tal función y, como llega la que podría ser última entrega (el próximo dos de abril), pues considera que ya es hora de que se le reconozca como tal en una saga que, el año que viene, sobrepasará con creces los 6.000 millones de dólares de recaudación.

Pero las cosas no son tan fáciles como decir "quiero ser productor" a tener un crédito como tal.

Cuando alguien, digamos un individuo repelente que se las da de creído y se considera a sí mismo indispensable en un negocio en el que nadie es indispensable, quiere que se le acredite como productor en una película, un comité del sindicato se reúne y entrevista en privado a miembros del rodaje del filme (varios de ellos), quienes detallan cómo esa persona se ha comportado durante la preproducción, la filmación y la postproducción.

Una vez acabadas las entrevistas anónimas, el comité decide si se le da el crédito o no.

A Vin Diesel se lo han negado siempre que lo ha pedido.

Y el niño Vin está enfadado y como cree que se trata de una injusticia más grande que no dejar sentar a Rosa Parks en frente de un autobús, pues se fue a Instagram para llamar racistas a los del sindicato.

Por supuesto, Diesel borró el post, donde también hablaba de "mitigar una guerra con PGA", probablemente a instancias de los dirigentes de Universal Pictures, quienes ya tienen bastantes problemas desde que el miércoles AMC anunciara que no va a proyectar sus películas en ningún cine del mundo.

Tal y como informa Variety, cuando un productor aparece acreditado en un filme y a su nombre le siguen las iniciales del sindicato, P.G.A., este puede recibir una nominación al Oscar, además de otros galardones, y aumentar también su salario, con bonificaciones dependiendo los beneficios en taquilla.

Variety comenta que Diesel es reconocido por todo menos por ser un buen productor, llegando tarde a los rodajes, retrasando escenas de complicada ejecución y exigiendo prebendas típicas de Elizabeth Taylor.

A estas alturas, comentar que Vin Diesel tiene el ego más grande de Hollywood por una carrera que solo se mantiene en pie gracias a la franquicia de Fast and Furious no es una novedad.

Ya sabemos que su hermana/asistente/asociada cuenta cuántas veces es golpeado en un filme para que no sean más que al resto de actores; o que Dwayne Johnson se hartó de su actitud de niño mimado en el rodaje de Fast & Furious 8 (The Fate of the Furious) y aclaró que probablemente no actuarían más juntos (a no ser que el talón fuera lo suficientemente interesante, y el paréntesis lo he añadido yo).

En fin, que lo peor que Vin Diesel podría haber hecho es ganarse enemigos en el sindicato de productores.

Y en Universal Pictures.

Y lo ha hecho.

#vindiesel #fastandfurious #universal #f9

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.