Zona Sin Límites: Edición Coronavirus
  • Angel Sala

Zona Sin Límites: Edición Coronavirus

Actualizado: mar 25

Dedico mi habitual espacio de Imágenes al tema que ahora nos ocupa a practicamente todo el planeta como es el del impacto del coronavirus o Covid 19, la pandemia que ha cambiado en poco tiempo nuestras vidas y también la forma de entender nuestra propia civilización global.

CONTAGION/Warner

Dejando por sentado que lo importante en estos momentos es unirnos para vencer el virus, proteger a los más vulnerables y cortar los contagios y las muertes que se están produciendo, no es superfluo que se empiece a pensar en el impacto que este trágico evento va a tener en los diferentes aspectos de nuestra vida cotidiana y en los diferentes sectores sociales y económicos no solo durante la crisis sino cuando (esperemos) se supere.

El ámbito cinematográfico está siendo golpeado de manera especialmente dura por la pandemia a causa del cierre de las salas cinematográficas y el aplazamiento de los estrenos de todo tipo de producciones previstos para estas semanas.

Lo primero llega en un momento particularmente complicado para el negocio de las salas de cine donde el fenómeno del cierre de locales sigue siendo imparable en paises como España.

Sin embargo, los excelentes resultados de taquilla del 2019 (sobre todo gracias al espectacular line up de los grandes estudios, con Disney a la cabeza, pero también con sorpresas como la de Joker) y también de las primeras semanas del 2020 incluso para las distribuidoras independientes (el éxito de 1917, el repunte tras los Oscars de Parasite o el éxito de The Gentleman en nuestro país) confirmaban una interesante coordinación en el consumo entre cines, plataformas y VOD que apuntaba hacia el optimismo.

Bien es cierto que la cosecha 2020 en lo que se refiere a locomotoras de estudio no era igual al del pasado año, pues era poco probable que el último James Bond, Black Widow o Wonder Woman 1984 fueran capaces de recaudar en nuestro pais los 20 millones de euros, algo que superaron la citada Joker o The Avengers: Endgame con holgura, mientras que tambien resultaba dudoso que Mulan alcanzara los resultados de un Aladdin o, mucho menos, El rey león.

Pero con la llegada del virus, cines cerrados y estrenos aplazados, el panorama se desertiza tanto por la incertidumbre en torno a la vuelta a la normalidad (en eso China, mercado de importancia global básica hoy en dia, marcará la norma seguramente) como por las dudas en torno a como se racionalizará el calendario de estrenos y como será la reacción de los espectadores potenciales ante la vuelta a la actividad.

En este panorama surge otra vez, de manera previsible, la posibilidad de la ruptura de las obsoletas ventanas, planteando ya ciertos estudios el estreno inmediato en VOD de películas cuya exhibición en salas se ha interrumpido cuando no planteando el estreno directo en plataformas de películas previstas para estos meses de pandemia.

La negativa de cierta parte del sector de la exhibición y la distribución a la progresiva relajación de estas ventanas durante años se enfrentan ahora a una desaparición brusca de las mismas que, además y dada la coyuntura ya previa al virus, será dificil de retirar, creando hábitos en el consumidor que dificilmente se podrán retrotraer.

Es decir, el cambio necesario y aplazado de forma artificial por formas algo arcaicas de entender el negocio ha llegado de manera casi obligada con lo que ello puede significar de transición precipitada de consecuencias imprevisibles y que habrá que canalizar tras la crisis según posicionamientos muy diferentes a los que se han exhibido hasta el momento.

Otro tema de gravedad es la total recomposición del calendario de estrenos, con el riesgo de quedar saturado si se retrasan los títulos previstos para estos meses y la complicada labor de promoción que puede traer consigo, provocando que los cines pudieran estar hipotecados por las películas más comerciales. Los independientes pueden tener graves problemas a la hora de colocar con posibilidades de éxito sus propuestas ante unas cadenas de exhibición que estarán hambrientas de espectadores y que atenderán a las previsiones más fáciles y masivas.

Por otro lado, es muy posible que muchos títulos aplazados o algunos de los programados para 2020 se trasladen al año que viene por el hecho de que muchos rodajes se han pospuesto y que muchos de los grandes estrenos previstos para 2021 sufrirán retraso.

Todo ello creará una inestabilidad en lo que resta del año que, si no se prevee, puede conllevar un cierto caos en los procesos de programación de salas que afectará a muchos niveles (cines, festivales, edición en físico, streaming…) y, en consecuencia, en la recepción del consumidor y el negocio del sector.

Y en lo que respecta al género fantástico pues se rompe el buen panorama que se presentaba en las próximas semanas para el género con títulos como Un lugar tranquilo 2, Antlers o Antebellum, que podrían significar películas de cierto impacto comercial, sobre todo la secuela del hit de John Krasinski.

No está claro cual será la estrategia comercial para estos títulos aunque la posibilidad de que alguno de ellos pueda terminar en alguna plataforma no es descartable como también a que se trasladen hacia una época de consumo máximo del terror como es los alrededores de Halloween, a pesar de la fuerte competencia de la nueva entrega de la saga que explota ya la festividad en manos de Blumhouse y que puede arrasar en las taquillas de finales de octubre.

En ese sentido, la nueva entrega de la saga Saw, Spiral, que había elegido fechas veraniegas para vender este capítulo de cara a un público más amplio (por la presencia de Samuel L. Jackson), posiblemente vuelva a las tradicionales fechas del resto de la serie, o sea, finales de octubre.

#coronavirus

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram

Aviso legal                    |                    Política de cookies

© 2020 por Imágenes de Actualidad. Proudly created with Wix.com

ImagenesOnline forma parte de varios programas de afiliados de marketing
y recibe comisiones de las compras hechas a través de los enlaces a sitios de los vendedores.